miércoles, 20 de diciembre de 2017

Muere en su cama en Roma Cardenal de la iglesia católica que encubrió a curas pederastas

  • El cardenal Bernard Law en la Basílica de Santa María La Mayor de RomaBernard Law ha fallecido en Roma a los 86 años de edad, según el Vaticano

  • En 2002 renunció como arzobispo de Boston tras la investigación de Spotlight

  • El papa Francisco asistirá al funeral este miércoles en la basílica de San Pedro El cardenal Bernard Law, que ocultó cientos de abusos sexuales de sacerdotes a niños destapados por el Boston Globe cuando era arzobispo en esa ciudad estadounidense, ha fallecido en Roma a los 86 años de edad, según ha informado el Vaticano.

    Law, cuya renuncia a su puesto en Boston en 2002 sacudió a la Iglesia Católica, después de que la investigación periodística Spotlight sacó a la luz el escándalo, vivía en la capital italiana y estaba en declive en los últimos años.
    La Santa Sede ha indicado que estaba hospitalizado en Roma desde hacía algunos días y ha muerto a primera hora de la mañana. Fuentes cercanas a Law señalan que sufría complicaciones por diabetes, insuficiencia hepática y una acumulación de líquidos alrededor del corazón, conocida como derrame pericárdico.
    El funeral por Law se celebrará este jueves en la basílica de San Pedro del Vaticano y será celebrado por el decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano, junto a otros purpurados, arzobispos y obispos, según ha informado la Santa Sede en un comunicado. El papa Francisco participará en el rito y, como es habitual, al término de la misa presidirá la "Ultima commendatio" y de la "Valedictio". Por RTVE.es/AGENCIAS

    Traslados de sacerdotes pederastas

    Bernard Law estuvo al frente de la prestigiosa archidiócesis de Boston durante 18 años y el papa Juan Pablo II aceptó su renuncia el 13 de diciembre de 2002 después de un annus horribilis. Law había intentado abandonar el puesto varias veces, tras el rosario de informaciones del Boston Globe que acusaban a la jerarquía católica de ocultar los casos de pederastia de casi un centenar de sacerdotes.
    El equipo de reporteros de Spotlight demostró cómo los sacerdotes pederastas había sido trasladados de parroquia en parroquia durante años sin informar a los feligreses o a las autoridades legales y sin ser apartados de su ministerio. Law no se enfrentó a ningún cargo criminal por ser el máximo responsable de la archidiócesis de Boston.
    La historia de cómo los periodistas del Boston Globe lograron destapar el escándalo fue inmortalizada en la cinta de 2015 Spotlight, que ganó el Oscar a la Mejor Película. La investigación del periódico obtuvo el Premio Pulitzer.
    A raíz de este caso en la Iglesia estadounidense, se produjeron denuncias en otros lugares del mundo en los que se habían usado similares tácticas de encubrimiento, con la jerarquía católica anteponiendo la reputación de la institución a la protección de la inocencia de los niños. Miles de casos salieron a la luz en todo el mundo, lo que destrozó la reputación de la Iglesia en países de fuerte raigambre católica como Irlanda, y obligó al Vaticano a pagar a las víctimas 2.000 millones de euros en compensación por daños morales.

    Un retiro dorado en Roma

    Después de pasar un período en un monasterio en los Estados Unidos, Law se mudó a Roma donde fue nombrado arcipreste de Santa María La Mayor. Un retiro dorado que fue criticado por las víctimas de abusos sexuales. El cardenal permanecía cerca del centro del poder en Roma y participó en el cónclave que eligió al papa Benedicto XVI.
    Law conservaba un estatus diplomático de alto rango y participaba en recepciones en la embajada estadounidense en Roma. El cardenal siempre mantuvo silencio sobre los sucesos de Boston al ser preguntado por la prensa. Desde entonces, Law ha vivido en el Vaticano y nunca se ha prestado a declarar como le había pedido la Justicia estadounidense.
    Durante años se pidió a Benedicto XVI que le retirase del prestigioso cargo de arcipreste y solo tras el cumplimiento de los 80 años, en 2011, el papa alemán lo sustituyó con el cardenal español Santos Abril.
    Bernard Francis Law nació el 4 de noviembre de 1931, en la localidad mejicana de Torreón, hijo de un oficial del ejército de Estados Unidos. Se graduó en la Universidad de Harvard y fue ordenado sacerdote en 1961. Su primera misión apostólica fue en Mississippi, donde recibió amenazas de muerte por defender los derechos civiles. Como obispo de Springfield-Cape Girardeau, abrió un hogar para
    mujeres maltratadas en Misuri y un centro para ayudar a los balseros vietnamitas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario