lunes, 18 de diciembre de 2017

5 pasos para obtener un crédito automotriz aún si no eres residente de EEUU

5 pasos para obtener un crédito automotriz aún si no eres residenteMuchas veces buscar un crédito automotriz en EE.UU. sin la residencia puede ser un lío, más con las condiciones migratorias actuales Si quieres obtener un crédito para comprar un auto, te daremos algunos simples pasos que segir en lo que podría ser un dolor de cabeza si no sabes lo que estás buscando en realidad.

1- Lo primero que debes hacer es comprobar el puntaje crediticio que tienes, pues entre mejor puntaje de crédito tengas, más posibilidades de obtenerlo tienes, además podrías obtener tasas de interés realmente bajas.
Si no eres residente, seguramente te solicitarán documentos como el contrato firmado por tu empleador, verificación de empleo en EE.UU., comprobante de domicilio, Visa y Número de Seguro Social.
Existen opciones como Nexcar que te permite obtener un crédito aún si tener historial crediticio y sin Seguro Social.
2- Determina cuánto puedes pagar cada mes sin forzar tu presupuesto. Esto resulta de suma importancia, pues con ello podrás seleccionar el auto que quieres comprar y a que plazo lo harás, normalmente estos plazos son de 3, 4  y 6 años.También acude a un agente de seguros para que te ayude a determinar los costos de seguro del auto que planeas comprar.
3- Una vez que eliges los plazos y el auto, deberás solicitar el préstamo, mismo que puede ser en Internet, así como a través de una agencia de coches, cooperativa de crédito local o un banco, así, si calificas serás “pre-aprobado”, lo que te da un tiempo y una cantidad específica para adquirir tu vehículo.
Ojo, si no tienes buen historial de crédito, podrás tener el préstamos aunque con tasas de interés más elevadas, de la misma forma cabe destacar que tu historia financiera en otros países no es tomada en cuenta.
4- Llegó el momento de elegir el mejor auto para ti y negociar un buen precio por él. Aquí debes tener cuidado con las ofertas, pues éstas quizá tengan una mayor tasa de interés de la que deseas. De la misma manera, asegúrate de conocer las restricciones de tu crédito.
5- Llegó el momento en el que elegiste el auto que quieres, ahora solo falta escoger si quieres algún complemento como extensiones de garantía, VIN grabado, e incluso protecciones de pintura y tela y ahora sí, viene el trabajo más complejo: pagar el préstamo. Solicita y siempre ten en cuenta las opciones de pago que te dio la institución a la caul le solicitaste, desde pagos presenciales, en línea y hasta por correo, así como penalizaciones por adelantar pagos, los plazos y fechas de vencimiento para no tener problemas, algunos incluso ofrecen garantías en caso de desempleo o emergencias.
Cabe señalar que el gobierno tiene una página especial en el que te ayuda a programar y estimar los pagos que puedes hacer sin problemas, consúltala.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario