martes, 10 de octubre de 2017

Corte Estatal de Massachusetts aplica cadena perpetua para dominicano por asesinato de su novia

NUEVA YORK._ Franklin Castaño, a quien la Corte Estatal de Apelaciones en Massachusetts, le rechazó anular la cadena perpetua por el asesinato de su novia Solanlly Paulino en febrero de 2014. (Fotos Eagle Tribune y
Facebook).Castaño, quien cumple la sentencia de por vida en la cárcel MCI Souza Baraowski en el condado Shirley, había insistido, a través de su abogada defensora, que la muerte de Paulino fue un accidente cuando el arma que admitió que tenía durante una discusión entre la pareja se disparó, y la bala la mató. Pero la policía y un experto en balística testificaron que Paulino sufrió un balazo a quemarropa en la cabeza, lo que significa que la pistola había sido sostenida contra su cabeza cuando le dispararon, mientras ella se encogía boca abajo en un sofá en el apartamento del edificio en la calle Keyes Drive que ellos compartían.
En los días previos al asesinato, el 20 de febrero de 2014, Paulino había estado tomando medidas para pedirle a Castaño, que se mudara.
En apelación, los abogados de Castaño argumentaron que el jurado del Tribunal Superior de Lawrence no debió haber sido autorizado a escuchar su admisión de que había arrojado el arma del asesinato a un montón de nieve en la calle Cross, mientras huía, lo que provocó una búsqueda de una hora por la policía y equipos pesados para remover el hielo en busca del arma homicida.
Los abogados de Castaño dijeron que el jurado estaba prejuiciado al escuchar esa información.
Otro juez había autorizó que esa admisión permaneciera como prueba en el caso porque, aunque Castaño ya había invocado su derecho a un abogado cuando la policía le preguntó dónde estaba la pistola, era necesario para la seguridad pública. La zona estaba cerca de una guardería y frente al centro comercial Northshore Mall En su fallo, escrito por el juez Elspeth Cypher, el tribunal optó por no decidir específicamente si eso era un error porque hay mucha evidencia abrumadora de la premeditación asumida de Castaño para asesinar a la mujer.
La decisión señaló el hecho de que Castaño no llamó al 911 después de dispararle a Paulino.
En su lugar, envió mensajes a un amigo, que todavía estaba trabajando en limpieza de diciéndole que estaba en problemas.
Uno de esos mensajes era un emoji que mostraba un rostro con Xs para los ojos y una boca abierta, seguido por el apodo de la víctima, algo que los fiscales y el jurado concluyeron eran evidencias de que Paulino ya estaba muerta cuando el mensaje fue enviado de acuerdo al portal diarioextrainfo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario