jueves, 22 de junio de 2017

Ocho mujeres que residen en la ciudad de Nueva York viajaron a RD en busca de belleza y casi encuentran la muerte

Al menos ocho mujeres que residen en la ciudad de Nueva York están sufriendo de serias infecciones cutáneas y de tejidos que casi les causan la muerte, esto luego de  haberse realizado cirugías plásticas y procedimientos cosméticos en una clínica de República Dominicana que estaba contaminada con una peligrosa bacteria.
La información, que fue dada a
conocer en exclusiva a EL DIARIO por las autoridades de Salud neoyorquinas, asegura que, aunque están fuera de peligro, un total de 10 mujeres afectadas –dos de ellas residentes de Connecticut– tuvieron que ser hospitalizadas y sometidas a tratamientos con antibióticos intravenosos y cirugías para extirparles tejido infectado, dañado o muerto.
Una de las afectadas fue Linda Mcfaline, neoyorquina de origen puertorriqueño e irlandés, narró que casi pierde la vida tras la grave infección que sufrió luego de haberse realizado varias cirugías plásticas en República Dominicana el pasado 13 de marzo.
“Me hice una liposucción en todo mi cuerpo y una reducción e implantes de seno. Cuando regresé a Nueva York el 28 de marzo tenía fiebre de 105 grados, me sentía muy débil y no me podía mover. En abril 1 decidí ir a la sala de emergencia del hospital Lenox Hill y allí me dijeron que tenía una Mycobacterium”, narró Mcfaline, una madre soltera de 40 años que reside en el sector de Parkchester, en El Bronx.La mujer, quien confesó que fue a operarse en República Dominicana no porque quisiera ahorrarse dinero por ser más barato, sino porque cree que los cirujanos allá “tienen más experiencia moldeando tu cuerpo porque trabajan con muchas latinas”, no sólo no logró la belleza que anhelaba, sino que ha quedado desfigurada y ahora debe estar conectada a medicinas intravenosas por varios meses.
“Ellos tuvieron que hacer una cirugía de emergencia para remover los dos implantes porque me estaba saliendo pus de ambos senos. Ahora tengo dos huecos en el pecho y tengo que usar dos tipos diferentes de antibióticos hasta noviembre”, explicó la paciente quien además de las cicatrices físicas quedó sufriendo trastornos mentales.
Reproductor de vídeo
00:00
01:55

No hay comentarios.:

Publicar un comentario