domingo, 23 de abril de 2017

Tras sentirse rechazada por sus amigos la hija de un mafioso italiano se suicidó porque nadie acudió a su fiesta de graduación

Un miembro de la ‘Ndrangheta, detenido en 2010Maria Rita Logiudice se tiró por el balcón de su casa tras sentirse rechazada por sus amigos desde que les confesó que su padre pertenecía a la ‘Ndrangheta. “Su muerte es un hecho gravísimo del que
todos somos responsables”, opinó el fiscal jefe de Calabria Maria Rita tuvo que cargar con el apellido Logiudice durante sus 24 años de vida. Es el título de una familia de la mafia 'Ndrangheta que todos conocen en la región de Calabria por casos de asesinatos, venganzas, extorsiones y otros actos criminales. Su padre, Giovanni, está en la cárcel y sus tíos, Luciano y Nino, tienen causas pendientes.
El peso de ese apellido es el que, según apunta la investigación, llevó a la joven a suicidarse el domingo pasado. Antes de celebrar su fiesta de graduación por terminar la carrera de Economía en la Università degli Studi Mediterranea, le confesó a su novio y a sus amigos quién era su padre. A la fiesta no acudió nadie y Maria Rita se tiró por el balcón de su casa, sin dejar ningún mensaje de despedidarelató un artículo de El País.
La noticia conmocionó a Italia porque es se trata de una joven que quiso recurrir a los estudios para alejarse de los crímenes de su familia e huir de la 'Ndrangheta. Obtuvo siempre buenas notas y participó en viajes de estudios a Frankfurt y a Bruselas para visitar el Banco Central Europeo y la Comisión Europea con la intención de salir de su región, pero el rechazo social fue más fuerte.
El fiscal jefe de Reggio Calabria, Federico Cafiero de Raho, afirmó que "el aislamiento, la marginación y la exclusión llevaron a quitarse la vida" a la joven. "Esto debe tocar la conciencia de todos. Si hay una chica que se ha labrado un camino en la vida académica con su propia honestidad, ha conseguido graduarse como instrumento para alejarse de la familia mafiosa de la que forma parte y no somos capaces de integrarla, hemos perdido todos", añadió el magistrado.
"Su muerte es un hecho gravísimo del que todos somos responsables. Hemos perdido a una joven que estaba intentando tomar un camino diferente, no hemos tenido la sensibilidad de comprender que hay cambios en los que todos debemos participar", consideró el fiscal.
La familia de la joven ha pedido que se efectúe la autopsia y, hasta que se obtengan los resultados, el funeral quedará pospuesto. El abogado de los Logiudice, Renato Russo, advirtió que la familia quiere descubrir cuál es la causa de la muerte y llegar a cualquier pista que la pueda explicar. "La madre ha dicho que la vio muy rara y alterada la noche antes del suicidio y eso es algo que le ha quedado grabado en la mente, porque la chica no bebía, no fumaba y nunca ha consumido drogas".
Angela Corica, periodista de Il Fatto Quotidiano especializada en mafia, procedente de la misma región que Maria Rita Logiudice y víctima también de los grupos criminales —ha sido amenazada y agredida por contar sus delitos— cree que este cambio del que habla el fiscal "todavía no es posible". Opinó que "el papel de las víctimas aparece siempre muy lejano" y recuerda que, en este caso, no se han sabido interpretar los mensajes de la víctima, las ganas de huir de un mundo al que no pertenece

No hay comentarios.:

Publicar un comentario