domingo, 30 de abril de 2017

El médico holandes que embarazó a 60 mujeres

Jan Karbaat, médico holandés
El polémico médico que decidió “compartir sus genes” y embarazó a 60 mujeres en Holanda Decenas de holandeses nacidos mediante fecundación in vitro reclamaron el pasado martes que se realizara un test de ADN al antiguo director de
un banco de esperma fallecido a principios de abril y que podría ser en realidad su padre biológico.
Tanto los padres como los hijos acusan a este médico de haberse convertido él mismo en donante de esperma de su centro médico, en un comportamiento que consideran negligente y de abuso de poder, según ha explicado en un comunicado la organización de defensa de los derechos de la infancia Defence for Children.
Consideraba que tenía buena salud y era inteligente, de modo que podía compartir sus genes con el mundo. Veía esta actitud como algo noble, no tenía ninguna noción de ética y banalizaba el impacto para los niños probeta”
Jan Karbaat, antiguo director de la polémica clínica cercana a Rotterdam, podría de este modo haberse convertido en el padre biológico de 60 personas nacidas mediante fecundación in vitro, según informa la radiotelevisión pública holandesa NOS.
“A pesar de su muerte, todavía hay mecanismos para comparar su ADN con el de sus supuestos hijos biológicos”, señala Defence for Children.
Karbaat habría manipulado los datos y descripción de donantes de esperma para usar el suyo y superar así el máximo permitido de seis hijos por donante.
Karbaat habría manipulado los datos y descripción de donantes de esperma para usar el suyo y superar el número máximo permitido de seis hijos por donante
“Es de locos que haya muerto y se ha llevado el secreto a la tumba”, lamenta Moniek Wassenar, de 36 años y que cree que podría ser descendiente biológico de Karbaat. Moniek conoció al polémico doctor en el año 2010 y descubrió que “ambos tenemos una frente amplia y una gran boca”. Karbaat le confesó que “era posible que fuera su hijo biológico”.
El médico, que se negó a someterse a un test de paternidad, hablaba con orgullo de haber usado su propio esperma en la clínica, según explica Moniek: “Consideraba que tenía buena salud y era inteligente, de modo que podía compartir sus genes con el mundo. Veía esta actitud como algo noble, no tenía ninguna noción de ética y banalizaba el impacto para los niños probeta”.
Pedimos a los miembros de la familia del señor Karbaat que faciliten voluntariamente su ADN mediante una extracción bucal
Defence for Children
Defence for Children recuerda que, según la Convención Internacional de los Derechos de la Infancia, todos los niños tienen derecho a conocer a sus padres. “Pedimos a los miembros de la familia del señor Karbaat que faciliten voluntariamente su ADN mediante una extracción bucal”.
A mediados de mayo está prevista una audiencia en el marco del proceso judicial iniciado antes del fallecimiento del médico para obtener su ADN. El juicio se ha suspendido con la esperanza de un gesto por parte de la familia.
“Entendemos que este asunto no es agradable para sus familiares en estos momentos difíciles, pero también queremos llamar la atención sobre la difícil situación de estos bebé probeta y de sus familias, que viven con la constante incertidumbre sobre su filiación”, señala la asociación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario