lunes, 3 de abril de 2017

Anulan cargos a ingeniero dominicano acusado de asalto sexual a un desamparado en Lawrence Massachusetts

NUEVA YORK._ La jueza Stacey Fortes de la Corte del Distrito de Lowell en Massachusetts,  anuló ayer jueves los cargos por asalto sexual a un desamparado que pesaban contra el ingeniero dominicano Theodoro Rosario, quien era director de obras públicas en el ayuntamiento de
Lawrence.
Rosario, quien ganaba $80.000 dólares al año, se vio obligado a renunciar al empleo el 7 de octubre de 2016, después de ser acusado por el desamparado. Inexplicablemente, el cargo que originalmente hubiera sido de asalto sexual, fue cambiado a “exposición  indecente”.El acusador del ingeniero, no se presentó a una vista en el tribunal para con firmar los cargos y el magistrado decidió desestimar el expediente contra el profesional dominicano.
La acusación fue interpuesta por la presunta víctima,  nueve meses después del supuesto incidente, en el que la policía dijo que Rosario, de 51 años, le ofreció cerveza y cigarrillos para atraer al hombre sin hogar  de 24 años, y que vagaba en las calles de Lawrence, invitándolo  a una habitación del hotel en Tewksbury, donde se hospedaba el ex funcionario.
El desamparado le dijo a la policía, que Rosario se metió en una cama, se expuso sexualmente y le ofreció al hombre dinero para que tuviera relaciones sexuales con él.
La policía dijo que Rosario trató de usar sus relaciones con Rivera cuando llegaron a la habitación 228 en el Motel 6 en la calle principal a las 5:30 de la mañana el 16 de enero.
La policía llegó después  que el desamparado rechazara el supuesto intento de Rosario de seducirlo y comenzaron a discutir, según la acusación.
"Trabajo para el alcalde, todos en Lawrence me conocen", le dijo Rosario al sargento Thomas Cooke, que encabezó la investigación según un informe presentado por ese oficial.
"Me dijo dos veces que trabajaba para el alcalde de Lawrence y acababa de regresar de un viaje de negocios de dos semanas en República Dominicana con él", explicó el sargento.
El alcalde de Lawrence, el dominico - boricua Daniel Rivera, solicitó la renuncia de Rosario inmediatamente después de su procesamiento judicial.
Rivera dijo ayer jueves que Rosario no volverá a ocupar el cargo, donde fue nombrada la dominicana Milagros Puello, una ingeniera ambiental que comenzó a trabajar el lunes de esta semana y  ganará. $80.925.
Rosario fue uno de los mejores asesores de Rivera tanto en el gobierno como en la política y lo ayudó a derrotar la reelección del entonces alcalde reeleccionista William Lantigua, nativo de Tenares en la República Dominicana.
El ex funcionario municipal,  era atacado con fiereza  por los opositores de Rivera, por su destacado trabajo en la campaña para la alcaldía del dominico - boricua en 2013 y porque no pudo pasar la prueba y obtener la certificación requerida por el estado para ser ingeniero de la ciudad, incluso más de dos años después que Rivera lo contrató.
Rivera dio a Rosario el trabajo de ingeniería después de despedir a su predecesor en el puesto, Andrew Wall, porque Wall también había sido incapaz de pasar las pruebas y obtener la certificación. Wall fue empleado de obras públicas durante 17 años.
Varios concejales, encabezados por el dominicano Modesto Maldonado, exigieron con frecuencia a Rivera cancelar  a Rosario después de que quedó claro que no sería capaz de aprobar la prueba u obtener la certificación estatal para ejercer la ingeniería.
El Consejo Municipal redujo el presupuesto de la ciudad para obras de infraestructura,  en junio de 2015, pero Rivera mantuvo a Rosario en la nómina transfiriendo dinero al presupuesto de obras públicas.
Rosario viajó con Rivera, el entonces representante del estado Marcos Devers y Lane Glenn, presidente del Northern Essex Community College, durante cinco días a la República Dominicana desde el 11 de enero de 2016.
Fue arrestado en la habitación del hotel a aproximadamente 6:00 de la mañana el 16 de enero, un día después que el grupo regresó.
Según el reporte de la policía, el incidente comenzó cuando Rosario se encontró con el desamparado mientras el hombre estaba mendigando frente  un restaurante de la cadena 7-Eleven en Lawrence a las 3:30 de la madrugada.
Rosario le dijo a la policía que estaba levantado a esa hora porque su esposa estaba enojada por su viaje a la República Dominicana y lo había echado fuera de la casa.
"Estamos en el mismo barco", le dijo Rosario al hombre, refiriéndose al hecho de que tampoco tenía hogar para pasar la noche, según el informe del sargento  Cooke. Rosario le dijo al desamparado que se llamaba “Ambriore” y le ofreció comprarle cerveza y cigarrillos y conseguir una habitación de hotel para el resto de la noche.
La jueza de distrito de Lowell, Stacey Fortes, desestimó el cargo de indecente acusación contra Rosario cuando el hombre no se presentó para testificar en su contra.
Por Miguel Cruz Tejada

No hay comentarios.:

Publicar un comentario