lunes, 13 de marzo de 2017

Hiperplasia Benigna de la Próstata (HBP) micciones frecuentes, incontinencia urinaria o levantarse varias veces por la noche para orinar son indicios que algo va mal

Ellos van menos al médico y son más herméticos en cuestiones de salud. Les cuesta el doble que a las mujeres hablar de ello y solo acuden al especialista cuando el dolor les resulta insoportable o cuando ha ocurrido un accidente grave.Por eso, hoy quiero recordaros (especialmente a vosotros) lo importante que es acudir al médico
ante posibles síntomas de enfermedad. Aunque nos parezcan una tontería, pueden ser indicativos de un problema de salud grave.En el caso de los hombres las micciones frecuentes, incontinencia urinaria o levantarse varias veces por la noche para orinar son indicios que algo va mal y no hay que dejarlo pasar.
Se trata de la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP): un aumento del tamaño de la próstata que puede provocar una obstrucción progresiva del flujo urinario, y conlleva complicaciones como infecciones de repetición, retención aguda de orina e incluso cirugía prostática.Si bien es cierto que es la patología prostática más frecuente en los varones mayores de 50 años, no les ocurre solo a los hombres de mediana edad, y un estudio demostró que cuando los varones acudían al médico, cerca del 75 por ciento ya presentaba síntomas moderados a graves.
Entre los posibles síntomas de HBP destacan las micciones frecuentes durante el día, necesidad de orinar por la noche, sensación de vaciado incompleto y/o goteo terminal al orinar e incontinencia urinaria.
Consejos acerca de la HBP
Con la edad, la próstata puede experimentar un crecimiento progresivo de carácter benigno. El resultado es que la uretra queda comprimida, lo que provoca alteraciones al orinar. Aunque en principio puede no sentir molestias, con el tiempo pueden aparecer síntomas frecuentes y surgir dificultades derivadas de la HBP, alteraciones del funcionamiento de la vejiga, infecciones urinarias, retención aguda de orina y cirugía relacionada con la HBP.
De ahí que sea recomendable que todos los varones con síntomas del tracto urinario inferior acudan a su médico para revisar dicha sintomatología y seguir unas pautas de estilo de vida que pueden mejorar la calidad de vida significativamente.
Así, se recomienda no beber más de dos litros de agua al día. Aunque una buena hidratación previene infecciones y la formación de cálculos, el consumo recomendado es de 1,5-2 l/día y, sobre todo, no beber antes de acostarse.
Por supuesto es importante moderar el consumo de alcohol, bebidas con cafeína, comidas picantes o ricas en grasa; ingesta de verduras para evitar el estreñimiento; y realizar ejercicio de manera habitual para mantenerse en un peso óptimo.
Además, es importante consultar a los profesionales sanitarios para evitar la ingesta de fármacos desaconsejados y recibir tratamiento farmacológico específico si fuese necesario.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario