miércoles, 29 de marzo de 2017

Dominicana vive pesadilla por proceso de deportación de su esposo colombiano

NUEVA YORK. La dominicana Yahaira Burgos, quien trabaja como portera en un edificio de Manhattan, está viviendo una pesadilla por la detención de su esposo, el electricista colombiano Juan Vivarez Mazo, a quien se le rechazó una solicitud de asilo político y
fue detenido por la Policía de Inmigración y Fronteras (ICE) y puesto en proceso de deportación. Vivares, quien estaba casi en la puerta del avión que lo llevaría de vuelta a Colombia, como repatriado, no tiene antecedentes penales, pero gracias a las órdenes ejecutivas de Donald Trump la repatriación iba a ser ipso facto, salvándose temporalmente de esa situación, al ser liberado ayer lunes de la base de la ICE en Luisiana, desde donde se deportan todos los inmigrantes que son expulsados.
La dominicana, que conoció a Vivares en 2014 y tiene un hijo con él, es miembro del sindicato BJ -32, que se movilizó, buscó abogados y logró que Vivares fuera liberado temporalmente, hasta que un juez federal revise su caso.
Ella y el hijo de la pareja son ciudadanos americanos y dijo que su esposo es la única ayuda que tiene, por lo fuerte de su horario de trabajo, para ayudarla en el cuidado del hijo.
Dirigentes políticos, funcionarios electos y activistas comunitarios, se movilizaron frente al edificio federal donde opera inmigración y en el que Vivares fue arrestado la semana pasada y enviado sin dilación a Luisiana para su deportación. MÁS AQUÍ

No hay comentarios.:

Publicar un comentario