jueves, 30 de marzo de 2017

8 errores que comete al preparar huevos revueltos

8 errores al preparar huevos revueltos, que más vale evitar Son básicos en el desayuno y, sin embargo, no siempre se cocinan bien. Conoce 8 errores al preparar huevos revueltos, que más vale evitar. ¡Toma nota! La temperatura de la sartén es clave para que los huevos revueltos queden suaves y esponjosos. No tan fácil como parece
Cocinarlos bien es “engañosamente”
fácil. Y es que, aunque muchos podrían pensar que dominan su elaboración, en realidad, podrían cometer varias equivocaciones.
A continuación te compartimos 8 que se dan con frecuencia:
#1. Utilizaste una sartén de hierro fundido. En este caso, es probable que los huevos se adhieran al fondo del recipiente y un tercio de la mezcla no sea comestible. Mejor, emplea una sartén antiadherente, para evitar desperdicios innecesarios y suciedad que limpiar, señala el sitio Mashed.
#2. Cocinaste a fuego alto. Esto podría ocasionar que las claras se sequen. Para evitarlo, primero precalienta la cacerola a fuego medio y después reduce a medio-bajo, una vez que agregues los huevos. De esta forma, podrás controlar la velocidad a la que se cocinan y hacerlo uniformemente, indica la revista Prevention.
#3. Rompiste los huevos en la sartén. Algunas personas cometen este error para no usar un plato adicional. Sin embargo, este atajo probablemente provoque que los huevos se revuelvan desigualmente. Mézclalos bien antes de agregarlos a la sartén.
#4. Los dejaste en la cacerola después de cocinarlos. El calor residual de la sartén continuará cocinando las claras y las secará. Tan pronto como estén hechos, debes pasarlos a un tazón o plato. Si no los sirves inmediatamente, cúbrelos con una servilleta para mantenerlos calientes.
#5. Agregaste líquido extra. Quizá pienses que verter un chorrito de leche, crema, o incluso agua, podría hacer los huevos más esponjosos, pero en realidad, cualquiera de estas opciones terminará separándose de las claras una vez que la mezcla se combine con el calor, dejando un residuo amarillento, puntualiza Prevention.
#6. Revolviste con un tenedor durante un par de segundos. ¡Error! Piensa que cuanto más tiempo batas, más aire tendrán los huevos, y por ende, la consistencia será más ligera. Utiliza un batidor durante -al menos- 30 segundos.
#7. Cocinaste con verduras crudas. Tienen mucha agua que se filtrará a los huevos. En su lugar, agrega verduras cocidas, asadas o al vapor, y saltéalas directamente en la sartén. No olvides escurrir el exceso de agua antes de poner las claras.
#8. Usaste una sartén gigante. Si solo preparas huevos para una o dos personas, no tienes que utilizar el recipiente más grande, ya que se tardarán más en calentar y necesitarás más grasa para cubrir el fondo. Además, estarán más propensos a quemarse.
¿Cómo te gusta comer los huevos revueltos?                    Texto: Karina González Fauerman

No hay comentarios.:

Publicar un comentario