martes, 14 de febrero de 2017

EEUU sanciona por narcotráfico y congela sus activos a vicepresidente de Venezuela

El vicepresidente de Venezuela, Tarek El Aissami, quien es investigado en Estados Unidos por sus presuntos vínculos con el narcotráfico y movimientos extremistas del Medio Oriente, fue incluido el lunes en la lista negra del Departamento del
Tesoro, en una medida que conlleva el congelamiento de una fortuna estimada en varios miles de millones de dólares.La medida también involucra a Samark López Bello, quien es acusado de ser el principal testaferro de El Aissami, y cerca de una docena de empresas vinculadas con el empresario venezolano.
Como resultado de la acción del lunes, las propiedades y otros activos en Miami vinculados con López Bello han sido congelados, reportó el Departamento del Tesoro en un comunicado.
Con la designación, El Aissami ingresó a la lista ya ocupada por otros integrantes del chavismo señalados como narcotraficantes por la Oficina de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC).
“Las acciones de la OFAC del día de hoy (lunes) son la culminación de una investigación de varios años […] de narcotraficantes venezolanos de envergadura y demuestra que el poder y las influencias no protegen a quienes participan en estas actividades ilícitas”, dijo el Director en funciones de la OFAC, John Smith, en un comunicado.
“Este caso resalta el continuado enfoque en los narcotraficantes y en quienes ayudan a lavar sus recaudos ilegales a través de los Estados Unidos”, agregó.
Las autoridades estadounidenses calculan que El Aissami, uno de los hombres más temidos de Venezuela, tiene una fortuna personal que supera los $3,000 millones.

JÓVENES CHAVISTAS MARCHARON POR MADURO Y OPOSITORES POR ELECCIONES


El Aissami, quien no oculta sus aspiraciones presidenciales, era investigado por la justicia de Estados Unidos desde hace varios meses, siendo considerado como uno de los principales jefes de las operaciones de narcotráfico en Venezuela y su nombramiento es visto como nueva evidencia del carácter criminal del régimen chavista.
La designación por la OFAC se produce pocas semanas después que El Aissami fuese nombrado por el gobernante Nicolás Maduro como vicepresidente ejecutivo, paso que denota un significativo cambio en la estructura del poder del chavismo y el triunfo del procastrista Frente Francisco de Miranda sobre la pugna interna que sostenía con el ala militar nacionalista del régimen.
Un informe elaborado en el 2014 por el Centro para una Sociedad Libre y Segura (SFS) resaltó que El Aissami jugaba un papel estelar en los esfuerzos por el fundamentalismo islámico por crear una red para financiar el terrorismo desde América Latina.
“A lo largo de los años, Tarek El Aissami ha desarrollado una red financiera sofisticada y de múltiples niveles que funciona como una tubería criminal terrorista para traer militantes islámicos a Venezuela y a países vecinos, y para enviar fondos ilícitos desde América Latina hasta Oriente Medio”, resaltó el informe.
Según el Departamento del Tesoro, El Aissami facilitó los envíos de narcóticos desde Venezuela y ejercía control sobre aviones que despegaban desde una base aérea venezolana, además de controlar las rutas de droga que salía por puertos venezolanos.
El Aissami, quien previamente se desempeñó como Ministro de Relaciones Interiores y gobernador del central Estado Aragua, también supervizó y era parcialmente dueño de envíos de droga que superaban los 1,000 kilogramos, incluyendo algunos que tuvieron como destino final México y Estados Unidos, dijo el comunicado.
El Aissami también facilitó, coordinó y protegió a otros narcotraficantes que operaban en Venezuela.

MADURO QUIERE A LA CADENA CNN “FUERA DE VENEZUELA”


“Específicamente, El Aissami recibió pagos para facilitar los envíos de droga pertenecientes al capo de la droga Walid Makled García”.
El Aissami también está vinculado con la coordinación de envios de droga a Los Zeta, el violento cartel de la droga mexicano, además de suministrar protección al capo de la droga colombiano Daniel Barrera y al narcotraficante venezolano Hermágoras González Polanco, agregó el comunicado.
Según las autoridades estadounidenses, López Bello es un testaferro clave de El Aissami, y bajo esa capacidad, lavó dinero del narcotráfico.
Adicionalmente, El Aissami utilizaba a López Bello para comprar ciertos activos.

NIÑOS SIN PATRIA, LA NACIONALIDAD VENEZOLANA EN EL ALMA PERO NO EN LO LEGAL


“El también maneja arreglos empresariales y asuntos financieros para El Aissami, generando significantes utilidades como resultado de las actividades ilegales beneficiando a El Aissami”.
Cinco compañías controladas por López Bello también fueron bloqueadas como parte de la decisión de la OFAC. Entre las compañías supervisadas por el empresario se encontraban empresas de distribución de petróleo, ingeniería y telecomunicaciones.
Las operaciones incluyen las siguientes empresas: Alfa One, C.A. (Venezuela), Grupo Sahect, C.A. (Venezuela), MFAA Holdings Limited (Islas Virgenes Británicas), Profit Corporation, C.A. (Venezuela), Servicios Tecnológicos Industriales, C.A. (Venezuela), SMT Tecnología, C.A. (Venezuela), y Yakima Trading Corporation (Panamá).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario