miércoles, 25 de enero de 2017

El presidente de Filipinas revela que fue víctima del abuso sexual de la iglesia

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, acusa a la Iglesia católica de estar llena de m***da y corrupción.El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, reveló que era víctima del abuso de un sacerdote cuando estudiaba en la universidad.Hablando a las familias de los policías muertos en Mamasapano en 2015, Duterte incluso indicó que tres
secretarios de su gabinete habían sido molestados y acusó a la Iglesia católica de ser corrupta, mientras condenó los abusos sexuales de los obispos y sacerdotes.
"Yo desafío a la Iglesia católica. Ustedes están lleno de m***da. Todos huelen mal, corrupción y todo”, cuestionó el martes el jefe filipino de Estado, conocido por sus polémicos comentarios. Por lo tanto, aconsejó a la multitud que leyera el libro de Aries Rufo sobre los curas para descubrir la verdad sobre los funcionarios de la Iglesia, diciendo que renunciaría si sus acusaciones fueran falsas. Añadió también que podría escribir su propio libro sobre la Iglesia, titulado "Hipocresía".

Además, acusó a los representantes de la Iglesia católica en Filipinas de corrupción y les criticó por haber pedido previamente al Gobierno un automóvil caro y de lujo mientras mucha gente no tiene para comer. "¿No deberían sentirse avergonzados de ustedes mismos?", cuestionó.
Por otra parte, Duterte volvió a defender su dura campaña antidrogas, que ha puesto en marcha en el país asiático tras asumir el cargo en junio del año pasado.
El Vaticano está entre los que han criticado al presidente filipino por su polémica lucha contra el tráfico de drogas, como Estados Unidos. El mandatario tiene conflictos con el obispo Broderick Pabillo, nombrado recientemente por la Iglesia para denunciar presuntas violaciones a los derechos humanos en la lucha de Duterte.
El pasado diciembre, el jefe del Gobierno de Manila acusó a la Iglesia católica de ser hipócrita respecto a su campaña y dijo que el Vaticano no ha movido un solo dedo para ayudar a los más de cuatro millones de drogadictos en el país, a pesar de recoger grandes cantidades de dinero durante las misas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario