sábado, 28 de enero de 2017

Alimentos que nunca deberías tomar crudos.

Existe una amplia lista de alimentos que a veces comemos crudos, lo que no es para nada recomendable. Su consumo puede intoxicarnos y provocarnos desde problemas digestivos a
la muerte, en casos
graves. Es importante conocer qué podemos ingerir crudo y qué no, así evitaremos problemas de salud que pueden tener consecuencias más perjudiciales.
Pasa las flechas de la derecha y descubre qué no debes tomar sin cocinar bajo ningún concepto.

1) Huevos

© Proporcionado por El Confidencial
Aunque esté de moda comer huevos crudos, sobre todo en el culturismo, no es nada recomendable para la salud. ¿La razón? Pueden contener salmonella, una bacteria que infecta la yema de aproximadamente uno de cada 30.000 huevos, recoge 'Prevention'. Los síntomas provocados por esta bacteria van desde fiebre a diarrea pasando por cólicos y dolores de cabeza severos. Así que, ya sabes, mejor comerlos cocinados.

2) Pollo

© Proporcionado por El Confidencial
Ingerir pollo crudo es peligroso por las bacterias que contiene. De hecho, es tan tóxico para nuestra salud que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advirtió el pasado agosto que ni siquiera debíamos lavar las pechugas antes de cocinarlas, pues, al pasar bajo el agua las piezas, aumentamos el riesgo de propagación de la bacteria campylobacter, una de las causas más comunes de intoxicación alimentaria.

3) Cerdo

© Proporcionado por El Confidencial
Aunque es menos peligroso que el pollo, el cerdo también puede tener algunas bacterias que nos enfermen, por lo que es mejor cocinarlo siempre antes de comerlo.

4) Miel

© Proporcionado por El Confidencial
La miel cruda es fácil de encontrar en los supermercados. Y cada día la consumen más personas, que buscan sustitutos naturales al azúcar para endulzar las comidas y bebidas. Cuando este alimento no está pasteurizado, produce de forma natural una neurotoxina presente en el néctar. Por norma general, no es letal ni extremadamente peligrosa para los humanos, pero si nos intoxicamos podemos sufrir desde mareos a hipotensión.

5) Leche

© Proporcionado por El Confidencial
Al igual que la miel, si la leche se consume cruda y no está pasteurizada puede enfermarnos. Durante la pasteurización, la leche se calienta a 71,6 grados durante al menos 15 segundos, lo que elimina las bacterias que causan enfermedades como la salmonella, E. coli y listeria.
Las intoxicaciones por consumir leche cruda están a la orden del día, sobre todo entre los más pequeños de la casa. Se debe intentar consumir esta bebida de origen natural una vez pasteurizada, ya que no reduce el valor nutricional de la misma y puede dejarse fuera de la nevera durante un tiempo prolongado.

6) Patata

© Proporcionado por El Confidencial
Forma parte de la alimentación básica en millones de hogares, y podemos consumirla de muchas formas, menos cruda, ya que corremos el riegso de intoxicarnos. La patata contiene alcaloide solanina, y si no está cocinada puede ser tóxica para las personas. El almidón presente en este alimento también puede provocar problemas digestivos, gases y distensión abdominal.

7) Alubias pintas

© Proporcionado por El Confidencial
Son ricas en nutrientes, proteínas y bastante asequibles. Tienen todo para ser una comida de diez, menos si las comemos crudas. Ingerir alubias pintas crudas puede provocarnos náuseas extremas, vómitos y diarrea. La culpable es la lectina que se encuentra en estas. Para destruir esta toxina, las judías deben estar al menos 5 horas en remojo para luego hervirlas durante al menos 30 minutos. Si los comemos en lata no hay problema, son seguros.

8) Nuez moscada

© Proporcionado por El Confidencial
Si se come en dosis pequeñas no hay problema. Pero si las ingerimos en grandes cantidades (a partir de 10 gramos), la nuez moscada se convierte en un poderoso alucinógeno con desagradables efectos secundarios. También puede provocar la llamada 'psicosis de la nuez moscada', que produce palpitaciones, convulsiones e, incluso, puede provocar la muerte.

9) Anacardos crudos

© Proporcionado por El Confidencial
Este delicioso fruto seco contiene urushiol, un aceite que da lugar a la reacción conocida como dermatitis por contacto de urushiol. Los síntomas asociados con la enfermedad son edema, inflamación y supuración, y aunque se trata de un brote alérgico bastante común puede resultar mortal en grandes cantidades. Los anacardos que adquirimos normalmente han sido cocidos para eliminar el urushiol, por lo que no hay que alarmarse.                                                                 

10) Atún

© Proporcionado por El Confidencial
Debido al mercurio que contiene, si consumimos atún en exceso podemos envenenarnos, pudiendo producir presión arterial alta, endometriosis y dolores de cabeza. También es probable que suframos espasmos musculares y pérdida del conocimiento.

11) Yuca

© Proporcionado por El Confidencial
La tapioca se puede encontrar en América del Sur, África y Asia, y suele ser empleada para rellenar tartas u otros dulces. Es importante cocinarla a conciencia, puesto que de lo contrario, la linamarina que contiene se convertirá en glucósidos cianogenéticos. Se debe pelar por completo y hervirla antes de ser consumida.

12) Brócoli, coliflor, coles de bruselas y repollo

El consumo de verduras crudas como la coliflor, la col rizada, brócoli, las coles de Bruselas y el repollo pueden ser contraproducentes para las personas, ya que contienen azúcares muy difíciles de digerir, por eso es importante cocinarlas antes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario