viernes, 14 de octubre de 2016

Por qué comprar un vestido o unos zapatos de Zara cuesta el doble en algunos países

Zara / Refinery 29 UK Algo tan común como puede salirte más barato si eliges la ciudad adecuada.   Aquí está el truco Hace unos meses un amigo me interrogaba sobre dónde sale mejor de precio el champán francés: en un hiper de Usera o en otro hermano de La Moraleja
. Quien tenga dudas podrá comprobar que, a pesar de que la renta media de La Moraleja es cuatro veces mayor, allí el champán es más barato.
La explicación es muy sencilla: los vecinos lo compran con más frecuencia y saben su precio habitual, mientras que en Usera es un capricho que se dan pocos en contadas ocasiones…. y lo pagan.
El champán francés no es el único producto que cambia de precio según donde se compre. Algo tan común como reponer el armario en Zara también puede salirte más barato si eliges la ciudad adecuada, de acuerdo con un artículo que publica la revista Vanity Fair. Entre los más afortunados están los habitantes de Andorra o quienes puedan desplazarse a allí de compras, que podrán ahorrarse entre un 15% y un 20%. Allí  unas botas altas de mujer que en España salen por 49,94 euros valen sólo 45 euros. 
En este caso el ahorro se explica por los dichosos impuestos: Andorra aplica el 4,5% de Impuesto General Indirecto y en España tenemos el 21% de IVA. De momento, España, Portugal y Grecia son los mercados con mejores precios de Zara. Porque esas mismas botas en una tienda de Ginebra se venden por 89,90 francos suizos, o sea, 82 euros al cambio.
Sería razonable pensar que los suizos paguen un poco más porque allí el salario medio es mayor. Pero esa explicación no sirve cuando vemos, por ejemplo, que una clienta de Ecuador tendrá que abonar 80 euros si quiere un vestido de terciopelo de Zara que es tendencia este otoño, mientras que sus vecinas de México podrán llevárselo por apenas 35 (menos de la mitad) y en Islandia sale por la friolera de 77,5 euros. Ninguno de estos países tiene las rentas de Suiza. Es más, en Corea del Sur y Estados Unidos los precios casi duplicaban a los de España.
Entre los factores que habitualmente afectan al precio de cualquier producto figuran el tipo de cambio de la moneda local con relación al euro, los aranceles de algunos países, la burocracia, el coste del transporte (no es lo mismo mandar abrigos a Madrid que a Japón)…
En Zara el asunto es más complejo e intrincado. Su objetivo es mantener el mismo posicionamiento comercial en todos los mercados. La consigna es “moda de calidad a precios atractivos”, aseguran desde Inditex, la cabecera del holding de Amancio Ortega. Y este ‘concepto’ se aplica tanto en Zara como en sus otras marcas: Bershka, Oysho, Stradivarius, Massimo Dutti, Zara Home, Pull & Bear y Uterqüe.
La idea es que la marca se perciba igual, al margen de los costes de envío a cada país, tiempos, trabas... Zara fija un precio general para Europa, con cierto descuento para España y Portugal, y luego se afina según se vaya a percibir la marca. País por país y prenda por prenda.
Guste o no, de lo que no se les puede acusar es de opacidad porque Zara usa un mismo código de producto en los 92 países donde está presente. Así que basta entrar en las distintas webs para saber lo que paga de más un japonés o un suizo. Sencillo y complejo al tiempo. De momento, los clientes españoles son afortunados.
IDNet Noticias

No hay comentarios.:

Publicar un comentario