sábado, 22 de octubre de 2016

Madre Italiana estranguló a su hijo de 8 años hasta matarlo porque descubrió algo impactante ¡entérate!

3333Justo cuando pensamos que las cosas van mejorando, recibimos noticias que nos dejan con los pelos de punta y completamente en shock. Una mujer está siendo procesada en Italia por ser la asesina de su propio hijo de ocho años, y la forma en que el niño murió es aún más terrible. Al parecer, todo indica que fue
estrangulado y luego abandonado en un barranco a las afueras de la ciudad, después de haber visto a su madre teniendo relaciones sexuales con su suegro, es decir, su abuelito.
Toda Sicilia está conmocionada por el asesinato del pequeño Loris Stival, quien murió en manos de su madre hace unos días. Lo que sucedió, fue que el niño descubrió el supuesto romance que sostenía su madre, Verónica Panarello,  con su mismísimo suegro (el abuelo de Loris).
Verónica avisó a las autoridades que su hijo se había extraviado al salir del colegio, pero luego de varias investigaciones se supo que ella había planificado todo. Las sospechas comenzaron cuando después de un interrogatorio no supo hilar bien los detalles y coartada. Explicó que había dejado al niño en el colegio y cuando fue a buscarlo no estaba, pero todos en la institución negaron dicho evento.Las sospechas comenzaron cuando después de un interrogatorio, Verónica no supo hilar bien los detalles y coartada.

Finalmente, fue encontrada culpable de estrangular a su propio hijo con un cable eléctrico y luego esconder su cuerpo.

El cuerpo del niño fue hallado en un barranco a las afueras de la ciudad.


Por otro lado, su suegro, Andrea Stival, está siendo investigado por complicidad pero ha negado cualquier culpabilidad alegando que “es solo otra mentira de esa mujer loca”. Stival, asegura que jamás  ha tenido una relación romántica con con Verónica y que está completamente desolado por todo lo ocurrido.
Está condenada a 30 años de cárcel.
veronica-panarello-arrested
Esta terrible noticia quedará resuelta cuando se aclare la culpabilidad del abuelo, y quizá algún otro complice, pero la vida del pequeño jamás volverá.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario