miércoles, 17 de agosto de 2016

Imponen cargos a dominicano por muerte dos musulmanes en QUEENS, Nueva York

Imponen cargos a dominicano por muerte dos musulmanesQUEENS, Nueva York.- Oscar Morel, el dominicano de 35 años sospechoso de matar  estilo ejecución a un cura musulmán y su asistente, fue definido por los fiscales del caso como un asesino “a sangre fría”.“Este es uno de los actos más horrendos y despreciables que he visto”, le dijo el fiscal de distrito de Queens,  Peter McCormick, al juez Karen
Gopee.Morel, que trabajaba como portero en la universidad New School en Manhattan, fue instruido este martes en la corte criminal de Queens de un cargo de asesinato en primer grado, dos de asesinato en segundo grado y dos cargos de posesión criminal de un arma.
Imam Maulana Akonjee y su asistente Thara Uddin, fueron asesinados de un tiro en la nuca.
Imam Maulana Akonjee y su asistente Thara Uddin, fueron asesinados de sendos tiros en la nuca.
Mientras era instruido de cargos, afuera de la corte decenas de musulmanes se manifestaban pidiendo justicia. “Necesitamos que se haga justicia. Creo que es un crimen de odio. ¿Por qué mató a dos personas al mismo tiempo?. Queremos saber por qué ”, expresaban.
El dominicano está acusado de disparar fatalmente al sacerdote musulmán (Imam) Maulana Akonjee y su asistente Thara Uddin, mientras ambos caminaban en la avenida Libertad y la calle 79, luego de salir de su mezquita de oración el pasado 13 de agosto, en Ozone Park.
Fue arrestado el lunes tras ser identificado por un ciclista que tomó la placa de su Chevy Trailblazer, con la que dice lo golpeó unos 12 minutos después del crimen ocurrido a eso de las 1:50 de la tarde del sábado, dijeron los fiscales.
A través de los datos de su camioneta, los investigadores ubicaron su casa y lo vigilaron durante más de un día hasta que salió.
Cuando los agentes se le acercaron, el hombre trató de escaper, estrellando su vehículo contra un carro de detectives, pero fue detenido.
Las autoridades los acusaron del crimen tras comprobar que las balas usadas para matar a los mulsumanes corresponden al arma ocupada a Morel, un revolver Taurus calibre .38.
Aún se desconocen los motivos que tuvo para cometer los asesinatos, aunque un hermano dijo que en algún momento sintió odio por los musulmanes tras los ataques del 11 de septiembre, por lo que sospechan que se trató de un crimen de odio.
El abogado de Morel, Leonard Ressler, manifestó que su cliente le dijo  “Yo no hice nada. Consígueme una fianza”.
El juez lo mandó a prisión sin derecho a fianza. De ser hallado culpable podría ser condenado a cadena perpetua.
wj/am

No hay comentarios.:

Publicar un comentario