viernes, 29 de julio de 2016

Dominicano absuelto por asesinato en EEUU pero sentenciado a 10 años por fraude migratorio

NUEVA YORK._ Justo Santos, un dominicano que asesinó al comerciante José Martínez, cuando él tenía 16 años de edad y en medio de una discusión en 1986, y que fue absuelto por esa muerte debido a la ley de prescripción, enfrenta 10 años en la cárcel en Miami, después
que ayer miércoles se declaró culpable por fraude migratorio a las autoridades de Estados Unidos, al mentir en la petición para la ciudadanía americana.
Podría ser deportado a la República Dominicana después que cumpla ese tiempo.
Santos, quien se convirtió en uno de los fugitivos latinos más célebres, después que huyó a la República Dominicana luego de matar a Martínez, frente al restaurante propiedad de la víctima, en la calle Dickman del sector Inwood en  el Alto Manhattan.
Posteriormente, huyó a España y de allí a Florida, donde fue ubicado en una intensa búsqueda en internet, que hizo la hija del muerto, la actriz Joselyn Martínez, quien tenía 10 años de edad, en el momento del asesinato de su padre, y juró encontrar al asesino.
Incluso, ella fue alabada por el comisionado de la policía en ese momento, quien dijo que logró lo que los detectives de homicidios del cuartel 34, no pudieron y contribuyó a traer a la justicia de Nueva York al matador de su papá.
Santos, quien había hecho la ciudadanía americana como un residente legal en Florida, mintió sobre su récord judicial y policial al llenar la petición.
El fue sentenciado a un año en la República Dominicana, después de haber acordado una suma de dinero con familiares del comerciante en el país caribeño, dijeron las autoridades, que alegaron desconocer que era buscado por la policía de Nueva York.
Fue detenido en 2013, luego que la actriz le notificó a los investigadores que Santos, estaba trabajando en una compañía de limpieza en un condado de Florida, donde fue detenido y extraditado a Nueva York semanas después.
En la Corte Suprema Estatal de Manhattan, su abogado convenció al juez de la “ilegalidad” y “tecnicismos erráticos” del procedimiento, pidiendo la anulación de los cargos en el asesinato del comerciante, especialmente basándose en la ley de prescripción, a lo que el juez accedió.
La decisión del magistrado se emitió en 2014 y Santos, logró salir de la cárcel ese año, pero la hija de la víctima insistió y al revisar los récords migratorios, su abogado se dio cuenta de que había mentido, un delito federal tipificado como grave, cuando se trata de oficiales de ese nivel.
La actriz dijo a medios locales vía telefónica que ella y su madre, estaban en Miami y que ambas, estaban muy felices y celebrando la condena de Santos.
El será sentenciado en octubre de este año.
“Estamos muy contentas, es mucho más de lo que estábamos esperando”, dijo la actriz dominicana.
 Por Miguel Cruz Tejada

No hay comentarios.:

Publicar un comentario