sábado, 2 de julio de 2016

Cada cuatro años luego de elecciones generales y antes el gobierno del PLD inicia una campaña de ablandamiento para aumentar los impuestos

Impuestos y aumentosAunque sólo se habla del tema como propuesta general sobre una nueva “reforma fiscal” los aumentos en muchos artículos y servicios comienzan a sentirse.Los servicios en gasolineras, productos en plazas comerciales, supermercados y ni hablar de los cobros por servicios profesionales independientes como abogados, médicos, contadores etc.Energía eléctrica y costo del servicio de agua potable, al igual que los botellones de agua en los colmados han sufrido aumentos que van de 5 y 10 %.No
será la última vez que los consumidores somos víctimas de la especulación producto de anunciadas reformas fiscales que al fin son aumentos o agregados de los mismos a los que ya existen.
Cada cuatro años, específicamente luego de elecciones generales y antes de que entre el próximo año fiscal después de estos procesos eleccionarios el candidato ganador junto con su equipo de turno inician una campaña de ablandamiento en procura de instituir más impuestos.
Estos pueden ser genéricos como usualmente sucede o específicos como casi nunca pasa porque en este país se entiende por parte de los expertos fiscales y sus promotores políticos que todos los dominicanos tienen entradas de ingresos por igual.
La costumbre es que los empresarios, comerciantes y todo aquel que vende productos y servicios aumenta los precios en la medida que toman forma las propuestas de reformas fiscales.
Para este año no será la excepción ya se vende hasta como una “necesidad popular” lo de una pronta reforma fiscal que al decir del Presidente Danilo Medina no tiene porque preocupar.
Los que si se deben preocupar son los consumidores que si no lo notan porque la economía está tan crecida es que todo ha subido de precio durante el último mes y antes, incluso.
Si bien es cierto que el Partido de la Liberación Dominicana y su candidato, el Presidente Medina ganaron con una alta puntuación, también debe ser cierto que hay que observar el retroceso que en términos de contratos laborales se ha implementado en el país, de tal forma que ahora se trabaja más y los salarios son menores.
Por eso y para pensar en la imposición de nuevos impuestos por parte de un Congreso que solo obedece ordenes, se debe pensar en una gran mayoría de pobres cuyas entradas económicas son del chiripeo y en una clase media que cada día empobrece más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario