miércoles, 8 de junio de 2016

Supuesto sicario y narcotraficante dominicano se declara culpable por nueve asesinatos en RD y EEUU

8577FB1D-EAE2-4263-AA85-F10579E0B89F.jpg__778__440__CROPz0x778y440NUEVA YORK.-Manuel Geovanny Rodríguez (El Monstruo), es un supuesto sicario y narcotraficante dominicano el cual se declaró culpable en la Fiscalía Federal del Distrito Sur en Manhattan por cometer nueve asesinatos
en la República Dominicana y los Estados Unidos. Manuel Geovanny también es culpable de diez intentos de asesinatos en primer grado, narcotráfico, lavado de dinero proveniente de las drogas, entre otros crímenes.
“El Monstruo”, como se le conoce a Rodríguez en el bajo mundo y el ámbito del crimen organizado, fue instruido de docenas de cargos la mañana de este martes 7 de junio de 2016, en el tribunal federal y es sindicado como el líder de una sanguinaria y poderosa organización internacional  que vendía toneladas de heroína, cocaína, marihuana y otras drogas, así como de blanquear millones de dólares.
Rodríguez, admitió que en su lista de ejecuciones, figuraban unas 20 víctimas.
También es acusado por tenencia ilegal de armas de fuego, interferir con la justicia y perjurio o mentir a los investigadores.
Un comunicado de la oficina del fiscal federal del distrito Sur en Nueva York, Preet Bahrara, explica que “El Monstruo” cometió los asesinatos entre octubre de 1997 y enero de 2006 y todas las víctimas eran latinos, en su mayoría dominicanos.
Entre los ejecutados por órdenes de “El Monstruo”, figuran Noel Herrera, Mario Molina  y Manuel Rivas, asesinados en la República Dominicana, mientras Wilfredo Molina fue ultimado en New Jersey y el resto de las víctimas en Nueva York.
Rodríguez, fue detenido en un operativo de varias agencias federales, estatales y municipales de la ley y el Departamento de Seguridad Nacional, en 2010, acusado de los crímenes, pero no fue hasta hoy que decidió negociar con los fiscales para declararse culpable.
La fiscalía dijo que “El Monstruo” y sus cómplices transportaban las drogas desde Florida y California entre 1990 y 2010.
Se enfrenta a cadena perpetua, cuando sea sentenciado el 25 de octubre de este año.
Se le confiscaron $25 millones de dólares, cantidad estimada como resultado de sus actividades criminales, así como costosas joyas, propiedades y bienes que poseía en Nueva York, Florida y la República Dominicana.
Por Miguel Cruz Tejada

No hay comentarios.:

Publicar un comentario