lunes, 13 de junio de 2016

Activistas de las iglesias católica y evangélicas de RD marchan contra agenda GAY LGBT

 Miles de activistas de las iglesias católica y evangélicas de distintas denominaciones, realizaron una extensa marcha en favor de la vida y de la consolidación de la familia y contra lo que declararon la agenda no oficial que ha traído el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro en la reunión de ese organismo en el país.La marcha que partió desde el Colegio Calasanz en
la avenida Independencia, en medio de un calor sofocante, y de religiosos que exhibían cartelones con lecturas como “Dios los creó hombre y mujer”, “Derechos propios comienzan donde terminan los del otro”, “Primer derecho humano: la vida” y otras consideraciones, culminó en la George Washington, frente al Hotel Catalonia, antiguo Hilton, donde estarían los representantes de la OEA, entre ellos su secretario general Luis Almagro.
A pesar del cerco que había desde la George Washington con Lincoln, hasta la Máximo Gómez y de que las autoridades habían permitido que la ruta descendiera, luego el ingreso del gentío fue impedido, pero lograron evadir el cerco y penetrar desde la Independencia hasta el Malecón por la parte trasera y el parqueo del Restaurante El Vesuvio.
Un contingente policial llegó después para extenderse como una cadena de contención e impedir cualquier movimiento adverso de la multitud.
En ese sentido, el presidente del Consejo de Unidad Evangélica (Codue), Fidel Lorenzo, manifestó que República Dominicana tiene una identidad propia.
“Hoy los grandes países del mundo que dictan el orden de  la civilización están apostando a que el útero de una mujer se convierta en el lugar más peligroso para un bebé”, dijo.
A seguidas explicó que en su artículo 37 la Constitución dominicana declara que la vida es un valor absoluto y que debe ser respetado desde la concepción hasta la muerte e igualmente que Dios ha definido desde el principio el matrimonio entre un hombre y una mujer. “Sin embargo, lo que se plantea hoy es que la familia puede ser formada por cualquier cosa”, dijo.
Precisó que entiende que la agenda oficial de la OEA no es esa, aunque enfatizó que en el fondo de los criterios expresados por la sociedad civil en esos temas que tienen que ver con la vida, con el matrimonio y con la familia “y son temas vinculantes para la decisión de la OEA”.
Para Kerin Rikelme, del Movimiento Social Sí queremos sostenibilidad, que vino de Puerto Rico para expresarse, es un momento de retos importantes para la familia, por lo que la OEA debe incluir a la familia en este plan de desarrollo sostenible.
Mientras, Luis Almagro había dicho más temprano que tanto en la declaración como en los documentos  que están listos para la Asamblea General, “todos estos documentos  han sido realizado en clave de derecho  y buscando eliminar cualquier tipo de discriminación  y específicamente, tanto en los terrenos laborales como de estudios  o en cualquier ámbito y para cualquier comunidad”.
Explicó que específicamente se han mencionado  el respeto a la comunidad LGTB, se ha condenado cualquier forma de violencia  que pueda ejercerse sobre esas comunidades.
“Pero eso, lo del contenido específicamente sobre esa declaración, yo no veo y no creo que en ninguna dimensión la Iglesia  Católica y de ninguna forma esté en contra de eliminar  forma de discriminación contra cualquier comunidad y que pueda están en contra de la violencia que pueda generar  sobre cualquier comunidad”, dijo.
Los periodistas trataron de localizar al obispo auxiliar Víctor Masalles para requerir sus declaraciones, pero no fue posible establecer contacto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario