miércoles, 11 de mayo de 2016

Una joven de 19 años se confesaba con un cura y le dio un ACV

curaUna joven de 19 años sufrió un accidente cerebrovascular mientras hablaba con un sacerdote durante un encuentro religioso. "Ella es muy fuerte y creemos que se va a recuperar", sostuvo su mamá.La confesión
terminó de la peor manera. Una joven entrerriana de 19 años hablaba con un sacerdote y, en ese preciso momento, sufrió un accidente cerebrovascular. Su madre afirmó que “está grave”, pero tienen fe en que “se va a recuperar”. Su estado es delicado. 

Karen Schmutz llevó siempre una vida sana. Practicaba deporte y hasta jugó en el seleccionado entrerriano de vóleibol; además, concluyó el segundo año de Kinesiología. 

Sin embargo, sus proyectos se derrumbaron de una manera inesperada. Durante un encuentro religioso, justo en el instante en que se confesaba, padeció un ACV que obligó a internarla en el Hospital San Martín de Paraná con un cuadro de extrema gravedad. 

“Le van a hacer un estudio para detectar si es un tumor que se reventó, un aneurisma u otra cosa. Está con oxígeno y perdió la movilidad en la parte izquierda”, contó su madre, quien agregó que “lo más importante es la parte cerebral”. 

“Tuvo un sangrado muy importante. Hay que rezar para que no continúe. Ella es muy fuerte y creemos que se va a recuperar, pero no sabemos las secuelas que puede tener”, siguió. 

Además, relató que su hija “nunca sufrió un dolor de cabeza”, por lo que toda la familia se sorprendió por el cuadro que afronta la joven. 

Parte médico 

El neurólogo Mario Pierotti explicó que la paciente atraviesa una situación delicada. 

“Se harán estudios para tratar de llegar a un diagnóstico y dar una explicación médica a lo sucedido” y hallar así la razón de “este deterioro neurológico”. 

​En ese sentido, al evaluar la corta edad de la chica y su estilo de vida marcado por el deporte, dijo que “hay enfermedades que tienen un peso genético, que tienen que ver con el metabolismo, con malformaciones que en cualquier momento de nuestra vida nos pueden afectar”. Por eso, concluyó, “son difíciles de prevenir”. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario