martes, 5 de abril de 2016

Un simple truco para saber si tu microonda emite radiaciónes al exterior

Microondas (Fotolia)Siempre ha habido algo de mito alrededor de los microondas. No pocos tienen miedo de este
 electrodoméstico que está prácticamente presente en todas las cocinas y se apartan de él cuando está en funcionamiento. Y lo hacen por temor a sufrir los efectos de la radiación que emite el aparato. Pero, ¿cómo saber si realmente se está filtrando al exterior algo que no debería?La YouTuber Physics Girl (cuyo nombre real es Dianna Cowern) ha grabado un vídeo en el que explica un método de lo más sencillo para averiguarlo. Y solo hacen falta dos teléfonos móviles.Cowern coloca uno de ellos encendido en el interior del microondas y cierra la puerta, mientras que otra persona llama con otro móvil al teléfono que está dentro, que recibe la señal y suena sin problemas. Con este hecho la YouTuber demuestra que la cubierta de protección del horno microondas no es impermeable a la radiación y permite que las ondas puedan pasar a través de sus paredes.

Según explica, los microondas deberían funcionar como una especie de jaula de Faraday. Según este efecto, el campo electromagnético en el interior de un conductor en equilibrio es nulo, anulando el efecto de los campos externos. Es decir, que el aparato no debería dejar ni entrar ni salir ondas.
Pero no todos los electrodomésticos de este tipo tienen esa falla. Cowern enseña en la grabación que algunos modelos sí que son capaces de aislar las ondas y no permitir la recepción de llamadas en el teléfono.
Para saber exactamente qué parte del microondas tiene el escape, Cowern hace un pequeño experimento: va cubriendo diferentes zonas con papel de aluminio.  Este material resulta excelente para apantallar un cuerpo frente a las ondas electromagnéticas de alta frecuencia como las que utilizan los móviles (si envolvemos un móvil encendido en papel de aluminio, jamás recibirá ni datos ni llamadas). Y de esta forma la joven descubre que el problema principal se encuentra en la puerta.


Pero a pesar de esta fuga de radiación, no existe ningún riesgo para la salud. La radiación que emite un microondas es no ionizante y no provoca mutaciones en el ADN, ni quemaduras, ni ningún daño sobre los tejidos, a diferencia de otro tipo de fuentes de radiación como pueden ser la radioactiva.
Según advierte Physics Girl, la expulsión de radiación tiene mucho que ver con el estado del aparato. Cuánto más nuevo y mejor conservado esté, menos problemas dará en este sentido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario