martes, 24 de febrero de 2015

Estaba borracho conductor que mató dominicana en Bronx NY manejaba a 107 mph

NUEVA YORK.- Hernán Vega, el conductor que a bordo de un carro Dodge Charger chocó un taxi, matando a la pasajera dominicana Pamela Pimentel, manejaba a 107 millas por hora y borracho, según dijeron los fiscales en la Corte Criminal de Bronx.
La tragedia ocurrió el 31 de diciembre del 2014, cuando la dominicana se dirigía a su trabajo en el taxi conducido por el chofer dominicano Fredie Nicolás, quien resultó herido en el accidente, aunque no de gravedad.
La policía dijo que el conductor que se estrelló contra el taxi, tenía 0.14 grados de alcohol en la sangre, sobrepasando el límite legal de 0.08, por lo que se declaró ebrio.
El examen de toxicología al que fue sometido Vega, le encontró también rastros de marihuana y de la pastilla Ketamina que es un tranquilizante que se suministra a los animales inquietos.
Los investigadores recuperaron la grabadora de datos del vehículo y pudieron determinar la velocidad a la que iba el acusado. Vega es acusado de dos cargos por homicidio vehicular, homicidio negligente y otras dos acusaciones por operar un vehículo de motor bajo efectos de alcohol.
Los fiscales, pidieron una  fianza de $100.000 dólares, calificándolo como un riesgo  de fuga. El conductor, de 37 años de edad, tiene dos condenas previas por delitos criminales y cumplió sentencia por tráfico de drogas.
De ser hallado culpable, se enfrenta hasta 15 años en la cárcel. Su abogada defensora, Amy Attias, objetó los argumentos de la fiscalía, diciendo que “él sabía que lo que tenía el juez en sus manos y vino a la corte de todos modos. El no es un niño, es un adulto y está aquí en el tribunal”.
El juez le fijó una fianza de $40.000 dólares y los familiares de la víctima, que tenía 27 años de edad, se mostraron indignados por la decisión del magistrado.
“Sólo queremos justicia y la muerte de Pamela, no fue un tirón de orejas”, dijo la señora Marlene Pimentel, tía de la dominicana muerta. “Nos dijeron que este caso, podría durar un año para ir a juicio, pero en ese tiempo, él seguirá en libertad y en su casa”, añadió la tía.
Inicialmente, Vega fue acusado de homicidio vehicular y pagó una fianza de $20.000 dólares para salir de la cárcel, pero en esta oportunidad, no disputó los cargos. El primer día, se declaró “no culpable”.
La dominicana viajaba en el asiento trasero del pasajero en el taxi, un Mercury Grand Marquis y se dirigía a su trabajo, cuando ocurrió el accidente en la intersección de la avenida Rosedale y el paso Cross Bronx Expressway.
POR MIGUEL CRUZ TEJADA

No hay comentarios.:

Publicar un comentario